Test de Intolerancia Alimentaria

Test de intolerancia alimentaria GEN 600. Descubre los alimentos que perjudican tu salud a través de una prueba genética con una muestra de tu saliva.



Análisis genético en saliva

¿En qué se basa?

Mediante la aplicación de técnicas de biología molecular se ha conseguido encontrar una relación entre:

  • El estudio de la influencia de los nutrientes sobre la expresión de genes (nutrigenómica) .
  • La influencia de las variaciones genéticas en la respuesta del organismo a los nutrientes (nutrigenética).

Por lo tanto, los compuestos bioactivos de los alimentos interactúan con los genes que afectan a los factores de transcripción, expresión de proteínas y producción de metabolitos.

Nuestro estudio se basa en estas complejas interacciones, que requieren del desarrollo de métodos avanzados de análisis junto con la bioinformática.


¿Cómo actúan los alimentos en nuestro ADN?

Los nutrientes pueden regular la expresión génica a través de componentes específicos que interactúan con el ADN actuando como ligandos.



¿Cómo se obtiene la muestra?

Con una pequeña muestra de saliva, sin necesidad de realizar extracción de sangre, nuestro laboratorio le ofrece un análisis de intolerancia a los 600 alimentos más comunes de la dieta mediterránea, incluyendo los conservantes, emulgentes y colorantes utilizados en nuestro país.


¿Para qué sirve el test?

El Test de intolerancia a los alimentos constituye el único e irrefutable mejor consejo para una dieta efectiva de alimentos, ayudándonos a prevenir los principales efectos de las incompatibilidades que los alimentos producen en nuestro organismo:

  • Sobrepeso y obesidad.
  • Dolores y calambres abdominales, estreñimiento, diarrea, hinchazón, colon irritable.
  • Acné, eczema, psoriasis, dermatitis, urticaria, prurito.
  • Trastornos psicológicos: Ansiedad, letargia , depresión, fatiga, nauseas, hiperactividad (en niños).
  • Molestias neurológicas: Dolor de cabeza, migrañas, mareos, vértigo.
  • Molestias respiratorias: Asma, rinitis, dificultad respiratoria.
  • Artritis, fibromialgia, articulaciones inflamadas, dolores musculares.