Ecografía 4D en Madrid y toda España

¿Qué es una ecografía emocional 3D/4D?

Este tipo de ecografías emocionales es el  último avance en imagen sónica. Nos permite ver a nuestro futuro hijo, en tiempo real y en movimiento, con total precisión y nitidez.

¿Para qué sirve?

La ecografía emocional 3D/4D aporta imágenes de gran precisión nunca vistas hasta ahora de las distintas partes del cuerpo del feto y de sus movimientos (sonrisa, respiración, bostezo, succión, movimiento de brazos y piernas, estiramiento, etc.).

Aunque el diagnóstico prenatal se realiza básicamente con la ecografía 2D de Alta resolución, la ecografía 3D/4D fortalece los lazos afectivos con el futuro hijo o hija, transmitiendo tranquilidad y bienestar a los padres.

¿Cuándo es el mejor momento para realizarla?

La ecografía emocional 3D/4D puede realizarse en cualquier momento del embarazo, obteniéndose unas imágenes espectaculares, siendo recomendable hacerlas alrededor de la semana 25ª de embarazo, ya que sobre la 15ª semana ya se han desarrollado la mayoría de los patrones de movimiento fetal, y las imágenes con más detalle de la cara y de sus movimientos se obtendrán entre la 26ª y la 30ª semana.

Debemos saber que hay ciertas situaciones que limitan la visualización y no todas las sesiones resultan con igual definición. Por ejemplo la disminución de líquido amniótico, la posición fetal, placenta o determinadas condiciones maternas.

Duración de la prueba: 30 minutos, de los cuales se grabarán los minutos que el bebé nos permita.

Requisitos y preparación: No tiene.

Ecografía 4D en Madrid

Ecografía

ECOGRAFIA 4D

Sin lugar a dudas, la ecografía ha supuesto una gran revolución en los controles prenatales. Antes de ella era impensable ver al bebé dentro del útero materno.

La ecografía 2D (bidimensional) es la más extendida, pero en los últimos años hemos conocido también la ecografía 3D (tridimensional), que nos permite ver el aspecto de volumen del bebé, y la llamada ecografía 4D que añade el complemento de ver al bebé en movimiento en tiempo real.

Las diferencias y ventajas de ésta última frente a las demás y ahora explicaremos cuál es el mejor momento del embarazo para realizar la ecografía 4D y así poder disfrutar de las mejores imágenes del bebé por nacer.

Las ecografías 3D y 4D pueden realizarse en cualquier momento del embarazo aunque las mejores imágenes se obtienen entre las semanas 24 y 30 pues las condiciones son las más adecuadas. La proporción de líquido amniótico y el tamaño intermedio del bebé permiten visualizarlo mejor.

Dependiendo de la etapa de gestación, la ecografía se puede realizar por vía transvaginal o por vía abdominal. De cualquier modo, no es recomendable realizarla antes de las semana 12 de gestación pues el aspecto del feto distará mucho de su aspecto definitivo. Hay quienes incluso se impresionan del aspecto de su bebé y no tiene sentido gastarse el dinero que vale la ecografía para llevarse una desilusión.

A partir de la semana 12 y hasta aproximadamente la 20 se puede ver al feto en su totalidad viendo tronco y extremidades al mismo tiempo, pero no se podrán ver tan en detalle las facciones de la carita.

En cambio, al realizarla hacia fines del segundo trimestre o principios del tercero (alrededor del 6to o 7mo mes) no lo veremos completo, sino en partes pero obtendremos imágenes más reales del bebé pues sus rasgos estarán ya más definidos y podremos verlo, por ejemplo, haciendo muecas, chupándose el dedo o sacando la lengua.

A medida que avanza el tercer trimestre el bebé ya tiene un aspecto muy similar al que tendrá cuando nazca, pero después de la semana 32 su tamaño, la posición y una menor proporción de líquido amniótico puede dificultar que podamos ver al bebé de forma nítida o que no podamos verle bien la carita.

Por eso lo ideal si decides hacerte una ecografía 4D es que te lo plantees con antelación como para pedir cita en el momento en que las condiciones son más idóneas para ver y disfrutar completamente de la primeras imágenes de tu bebé.


ECOGRAFÍA 4D

Qué es y para qué sirve?

¿Qué es la ecografia 4D y para qué sirve?Mujer embarazada sosteniendo su barriga antes de una ecografia 4d

Todos sabemos lo que son las tres dimensiones. Y gracias a nuestro amigo Einstein, también conocemos la existencia de una cuarta dimensión: la del tiempo. Así que podemos entender una ecografía 4D como una ecografía en tres dimensiones que se mueve, que va cambiando en el tiempo. En otras palabras: es como un vídeo, una película.

La evolución de la tecnología nos ha permitido algunos avances realmente interesantes. De hecho, gracias a estas técnicas, podemos hablar de revolución dentro de la ginecología, la obstetricia y el control prenatal.

No hace tantos años, cualquier mujer embarazada que acudía a su ginecólogo tenía que hacer un buen uso de su imaginación para poder intuir que tras esas manchas blancas en la pantalla se escondía su bebé. Era todo un ejercicio de creatividad. Ahora, gracias a este tipo de sonogramas no solo ganamos con un mejor y más completo diagnóstico prenatal, son también los futuros padres los que se benefician en el terreno emocional, fortaleciendo vínculos y almacenando recuerdos.

¿Qué ventajas tiene?

Para empezar, dejemos claro que esto no es una competición, a pesar de que el nombre nos haga pensar que las ecografías tradicionales en dos dimensiones han quedado obsoletas, en absoluto esto es así. El hecho de ser más novedosa y avanzada no implica que en el ámbito del diagnóstico nos dé mejor información o que deba reemplazar al ultrasonido convencional. Más bien podemos hablar de complementariedad, o en otras palabras, que la información que podemos extraer de cada una de estas técnicas, se suma para un resultado más preciso.

En cualquier caso su completa adopción es solo una cuestión de tiempo, porque aquí entran en juego otros parámetros como pueden ser los medios y el equipamiento de las clínicas o inclusive la experiencia acumulada y el arraigo del profesional, ya que las ecos en tres y cuatro dimensiones son relativamente nuevas en comparación a los más de 40 años que llevamos con las convencionales.

En cualquier caso los estudios afirman que las ecografías en 3D/4D aportan, por sí solas, suficiente valor diagnóstico en el examen de la anatomía fetal y en la detección de anomalías congénitas. (¿Qué aportan las dos dimensiones a las ecos en 3D/4D? Desde el ámbito del diagnóstico, al permitir una mejor visualización del feto, esta eco puede facilitar la detección de anomalías como el labio leporino, la espina bífida, problemas de corazón o defectos del tubo neural entre otros. Esto presenta una gran utilidad, ya que permite una mejor planificación y respuesta para cuando nazca el bebé.

Una gran ventaja la encontramos en el formato de estas imágenes, ya que al ser procesadas por ordenador quedan almacenadas, reduciendo así el tiempo de exposición necesario a los ultrasonidos para poder evaluar con más calma dichas capturas. Del mismo modo, es completamente normal pedir una eco 3D/4D adicional tras detectar alguna anomalía en una ecografía convencional.

Actualmente en Estados Unidos, algunos estados requieren que a las mujeres que estén pensando en abortar, se les haga una ecografía. Posteriormente, el doctor les ofrecerá la posibilidad de verla -en otros estados estarán obligados a mostrarla y describirla-. Esto abre otro debate tanto ético como moral sobre los usos y abusos de estos procedimientos.

¿Tiene algún peligro?

Para no alarmar a nadie, la respuesta simple es no, aunque con algunas puntualizaciones. La ecografía es una técnica no invasiva que no utiliza radiaciones ionizantes, a diferencia de los rayos X o la gammagrafía.

Si bien el uso de las ecografías 3D y 4D comenzó allá por el año 2000, es ahora cuando la conocida como ecografía emocional está experimentando el verdadero boom. Y tiene sentido, ya que es sin duda una experiencia verdaderamente emocionante para los padres. Imagina poder ver por primera vez los rasgos de tu bebé definidos, sus gestos, sus muecas, el cómo se lleva sus manitas a la boca… Para cualquier padre o madre es algo irrepetible, fuera de lo común.

Ecografía 4d ejemplo

Ecografía 4d plus

ECOGRAFÍA 4D PLUS

La ecografía 4D es un momento único para los futuros padres ya que es la primera vez que veréis la carita de su bebé.

Sin duda es una de las ecografías más entrañables.

Las mejores semanas para la realización de esta ecografía es entre las semanas 25 30 de gestación aproximadamente. En caso de gemelos entre las semanas 23 y 26 de gestación.

En caso de ecografía gemelar se abonarán 25€ directamente en el centro.

Si no consigues ver al bebé adecuadamente por la postura en la que se encuentra, se repetirá la ecografía sin coste adicional.